Print Friendly, PDF & Email

Los co coordinadores del IEF Daniel Godoy y Tomás Raffo participaron en las comisiones de Salud y Economía durante las jornadas de constitución de RUNASUR. Además, el Instituto de Estudios y Formación de la CTA Autónoma presentó en el encuentro plurinacional las novedades editoriales Salario Básico Universal y Umbrales.

La Comisión de Salud fue coordinada por Daniel GodoyLilian Capone de la CTA de les Trabajadores, Claudio Mora del Movimiento Octubres. Allí se deliberó con la presencia de numerosas compañeras y compañeros de Organizaciones de nuestro país y países vecinos, y definió los lineamientos conceptuales y operativos de la reunión. Los mismos se volcaron al documento formal que se informó en la reunión de cierre.
Adhiriendo expresamente ese documento a la “visión que concibe a la salud de los pueblos, profundamente vinculada y determinada con y por estructurantes étnicos, sociales y políticos involucrados en la tensión igualdad/desigualdad.
Entendiendo que “la disputa por el Derecho a la Salud de los pueblos debe estar inspirada y transitada por una nueva epistemología asociada al concepto profundamente revolucionario del BUEN VIVIR, desanclada de las recetas del occidentalismo y el panamericanismo, para encuadrarla en las nociones y las visiones de las identidades de nuestra América profunda, conformada por la pluriculturalidad y el sumo res-peto por la tierra y la naturaleza que de ella emana.”

Daniel Godoy, co coordinador del Instituto de Estudios y Formación de la CTA Autónoma en el encuentro plurinacional RUNASUR.

El documento a la vez expresa que “…Desde RUNASUR SALUD proponemos conformar una Red de intelectuales, luchadorxs sociales, trabajadorxs, artistas, lideres ambientales para contribuir a propiciar y profundizar una visión de la Salud Colectiva de carácter Sur Sur, descolonial, antipa-triarcal, pluricultural y ecoambiental, que impacte en las formas de organización y lucha de los pueblos y sus formas de representación para contribuir a sociedades más justas e igualitarias…”.

Como parte del mismo proceso, la representación nacional de la Comisión decidió conformar RUNASUR SALUD ARGENTINA y se comprometió a deliberar antes de finalizado el año 2022.

En la Comisión de Economía participó Tomás Raffo en representación del IEF quien destacó que «se planteó muy fuerte la necesidad de constituir una economía anticapitalista, antipatriarcal y que respete a la Madre Tierra. También se abogó por la integración y complementación productiva de los pueblos de Latinoamérica y el Caribe y por la participación de los pueblos en la definición de las políticas públicas», A continuación compartimos el documento generado por la Comisión de Economía.

IV ENCUENTRO RUNASUR: COMISIÓN DE ECONOMÍA

En el marco de la Primera Asamblea Plurinacional hacia una América Plurinacional, que forma parte del IV ENCUENTRO DE RUNASUR, numerosos compañeros y compañeras provenientes de diversos países de nuestra América Latina hemos propiciado un intenso, fraterno y rico debate en la Comisión de Economía del día sábado 5 de noviembre.

Partiendo de un documento borrador que sirvió para promover el debate y la discusión, los numerosos aportes de los que participamos de la comisión realizamos, han transformado y enriquecido el documento original. La riqueza del pensamiento plurinacional la hemos presenciado en acto. Un nuevo borrador, como el que aquí presentamos, no puede sino dar cuenta parcial de esa riqueza que tiene nuestro pueblo a la hora de pensar su destino. Concebimos como este aporte como un paso más en la profundización del debate y en la construcción del pensamiento plurinacional, que confiamos será nuevamente revisado y transformado por los futuros encuentros que tendremos en esta esta estrategia del Runasur que estamos encarando.

En primer lugar, reafirmamos que la Economía también debe ser revisada desde el espíritu expresado en los LINEAMIENTOS GENERALES DE RUNASUR: nuestra América debe ser plurinacional, de los pueblos para los pueblos. La economía tal cual hoy existe, debe ser profundamente cuestionado en su carácter de capitalista, depredadora de la Madre Tiera y patriarcal. Debemos hacer posible en el terreno económico los principios del AbyaYala, del Buen Vivir, para el cual el retorno al equilibrio y a la armonía con la vida y con la tierra, transforman de raíz nuestras concepciones vigentes. Rechazamos considerar a la tierra como recursos naturales y a nosotros como recursos productivos. Somos seres saludables, no productivos. No somos propietarios de la tierra. Al contrario la Madre Tierra nos posee, nos constituye, es parte de nosotros, por eso debemos cuidarla, protegiéndola de la depredación que realiza el sistema capitalista patriarcal que nos imponen, que la lleva a una crisis ambiental sin precedentes, con una desgarradora crueldad para nuestros pueblos, que viven en situaciones no sólo de vulnerabilidad social, sumidos en la pobreza y la marginación, sino en condiciones de elevada contaminación, con el crimen de matar a nuestros niños de hambre o hacerlos vivir con plomo en sangre.

Desde esta concepción, que estamos empezando a balbucear, gracias al debate participativo que hemos realizado, queremos plantear nuestra oposición, y nuestra voluntad de organizar a nuestro pueblo para dar las peleas necesarias para combatir a este sistema capitalista, patriarcal, depredador y criminal; que considera a nuestra América Latina como una simple plataforma de recursos naturales que pretenden saquear, robándonos las riquezas, sumiéndonos en la pobreza y produciendo una contaminación que hace invivible nuestros territorios. Transforman la abundancia y la potencialidad de producción de riquezas en una maquinaria al servicio de la acumulación, desentendiéndose de las condiciones de vida de las mayorías populares.

A esta situación estructural en que está sometido nuestro continente, se le agrega los nuevos peligros que derivan de la inestable coyuntura mundial. A los disruptivos efectos que ha tenido la pandemia del COVID-19 sobre los circuitos económicos se ha sumado la guerra en Europa, la aceleración de la inflación a nivel mundial y la presión recesiva que ejercen las subas en la tasa de interés que está llevando adelante la Reserva Federal de los Estados Unidos. Una rápida conclusión de esta peligrosa coyuntura financiera internacional nos muestra que han sido las economías de  nuestra América menos “confiables” para el capital financiero –y, por lo tanto, menos expuestas a sus caprichos- las que menos han sentido el impacto del alza en los tipos de interés. Sin embargo, la deuda externa que desde los organismos internacionales han promovido para sumirnos en la dependencia y la dominación sigue funcionando como un mecanismo de cercenamiento a la soberanía de nuestros pueblos. Los grandes capitales financieros, que se la pasan de timba en timba, especulando con el valor de las monedas de los países, sin ninguna responsabilidad de los efectos económicos sobre nuestros pueblos a que nos llevan su especulación desenfrenada, pretenden imponernos condiciones de pobreza y marginación, mientras ellos no paran de acumular riquezas y de realizar un consumo obsceno y lujoso que pone en riesgo a nuestro planeta.

Frente a los peligros financieros que acechan, el continuo saqueo de nuestro bienes comunes y la gran marginación social de nuestro pueblo este IV ENCUENTRO DE RUNASUR se propone plantear, desdeuna concepción ANTICAPITALISTA, SOBERANA y ANTIPATRIARCAL, otro modo de organizar la producción de bienes y servicios, con un mejor reparto de los esfuerzos, cuidando nuestros bienes comunes, y con una estrategia que permita una articulación productiva complementaria en cada una de nuestros Estados Nacionales, en el tránsito a convertirse en Estados Plurinacionales.

Nuestra primera definición es que tenemos que parar el saqueo de nuestros bienes comunes que solo beneficia a las grandes corporaciones trasnacionales y a sus aliadas locales. Desde la concepción del AbyaYala, de retorno al equilibrio de la Vida y respeto de la MADRE TIERRA, afirmándonos en los criterios del Buen Vivir, consideramos que nuestros bienes comunes constituyen una de las fuentes de la riqueza de los pueblos de nuestra América presente y futura. Que de lo que se trata es de una producción adecuada, con un irrestricto respeto de las condiciones ambientales y de la Vida, y que esta fuente de riqueza debe servir para una complementación productiva estratégica de nuestra América Plurinacional, y no servir como plataforma de exportación de commoditties primarios que profundice lareprimarización de nuestras economías.

La complementación e integración productiva es otra de las claves de nuestra propuesta económica, que las distintas fuentes de bienes comunes en lo que nuestro continente es pródigo se ponga al servicio del desarrollo social de nuestros pueblos, permitiendo gestar un continente libre de hambre, con un gran desarrollo de las capacidades creativas de nuestra fuerza laboral, que ponga el progreso técnico a disposición de la mejora de vida de nuestras comunidades, y que utilice todas las herramientas y capacidades de los Estados Nacionales en pos de ampliar la calidad de vida de nuestro pueblo en lugar de servir a los intereses del capital financiero y las grandes corporaciones transnacionales. Nuestros Estados Nacionales deben realizar un esfuerzo para la integración productiva cuidando nuestros bienes comunes. Que el litio que nos quieren saquear, sea protegido por la construcción de empresas plurinacionales, con participación del pueblo, para cuidar nuestro bienes comunes, y ponerlos al servicio de nuestro pueblo, agregando valor en nuestro territorio, y no permitiendo que se transforme en un nuevo comodditie del que pretenden despojarnos.

Este camino de integración y complementación productiva en la medida en que se fortalezca y se profundice será clave para poder gestar las condiciones de un sistema monetario común de nuestros países. Una única moneda plurinacional será la coronación de este camino soberano, que nos permitirá protegernos de los golpes especulativos que realiza el capital financiero internacional con nuestras monedas.

DESARROLLO CON PRODUCCIÓN Y OCUPACION

Es necesario redefinir las matrices productivas de nuestros países con el objeto de avanzar en un modelo que expanda las actuales posibilidades de producción, promueva la inclusión y sea sustentable. Es importante la definición de un programa centrado en la actividad productiva que respete el medio ambiente y que apunte simultáneamente a la expansión de los mercados internos y a la redefinición del perfil de inserción internacional de nuestros países. Para ello es necesario profundizar el intercambio entre nuestros países y avanzar en una verdadera integración productiva que nos permita ganar en escala, reduciendo así la histórica dependencia de las economías centrales.

En este sentido, la inversión en investigación y desarrollo de producción innovadora permitirá apuntar a una competitividad centrada en exportar bienes y servicios con mayor valor agregado, que sumen desarrollos tecnológicos propios y que nos permitan superar la falsa disyuntiva entre competir a través del saqueo y devastación de nuestros bienescomunes o de la reducción de nuestros salarios y la eliminación de los derechos laborales.

La salida no pasa por la salida individual que propone el neoliberalismo a partir del ensalzamiento de un falso “emprendedurismo” que solo busca otorgar mayores y mejores ventajas para los empresarios, desplazando sus obligaciones por múltiples formas de tercerización, subcontratación y precarización laboral. Con ello se busca minar el potencial de las luchas colectivas con planteos individualista de meritocracia, que bajo la lógica del “sálvense quien pueda” buscan ocultar la injusticia social inherente a este sistema.

EL CAMBIO TECNOLÓGICO COMO HERRAMIENTA DE INCLUSION Y PROGRESO SOCIAL

La ciencia y la tecnología son ejes centrales para la evolución y el desarrollo de las sociedades y, por lo tanto,sus beneficios deben estar puestos al servicio de los pueblos bajo los criterios del Bien Vivir y no de esta capitalismo de consumo exacerbado por parte de las potencias del centro y de la clase ínfima de los multimillonario que cada día acumulan más y más riquezas sin ningún sentido más que esa ambición desenfrenada de posesión que no tiene fin.

Así como la pandemia evidenció el impacto que pueden tener los desarrollos tecnológicos en el abordaje de diversas problemáticas, también dejó en claro los altísimos niveles de concentración económica existentes. Al respecto, cualquier ránking sobre las empresas más grandes del mundo incluye en sus primeros puestos a un puñado de corporaciones que constituyen un verdadero oligopolio tecnológico con profundas consecuencias en la vida cotidiana de miles de millones de personas, como lo da cuenta la amenaza del multimillonario Elon Musk, dueño de redes sociales, que sin tapujos se cree con derecho de amenazar con un Golpe de Estado a cualquier gobierno latinoamericano que se oponga a sus intereses. Acá está la muestra cabal de a lo que nos enfrentamos y que debemos más temprano que tarde, aunar todos nuestros esfuerzos, para combatir este tipo de atropellos e impunidades.

LosEstados deben ser no solo reguladores de los procesos tecnológicos, también deben ser los principales inversores y promotores en ciencia y tecnología, orientando el sistema científico a las necesidades de nuestros pueblos.Los beneficios de los avances tecnológicos deben contribuir al progreso social y no profundizar las desigualdades.

Por otro lado, los nuevos desarrollos tecnológicos, especialmente la creciente automatización y la implementación de la inteligencia artificial, han sido utilizados como armas del capital para incrementar la explotación y las ganancias empresarias en lugar de ponerse al servicio de los pueblos. Al reducir drásticamente las unidades de trabajo por unidad de producto se instala nuevamente la perspectiva de un gran desempleo tecnológico. Este nuevo desempleo, ya emergiendo en nuestro continente, agrava la situación de heterogeneidad laboral hoy presente, con un contingente cada vez mayor de trabajadores informales, precarios, no registrados en la seguridad social tradicional, comúnmente denominados como trabajadores “de la economía popular”. Desde nuestra concepción, no debiera haber tal diferencia. Somos todos trabajadores de nuestro pueblo, a los que el sistema capitalista pretende dividir.

Frente a este cuadro de situación proponemos, por un lado, la implementación de un ingreso básico universal para que ningún ciudadano quede por debajo de la línea de la pobreza, sobre la base de un nuevo esquema de reparto y financiamiento de la Seguridad Social, con aportes y contribuciones de los sectores más acomodados de nuestros países. Dicho ingreso debería permitir también una formación continua para gestar una fuerza laboral acorde con los nuevos tiempos. Por otro lado, los avances tecnológicos y organizacionales de las últimas décadas han permitido un aumento de la productividad que no se ha visto reflejado en una reducción del tiempo de trabajo, llevando así a la paradoja de que una parte de la clase trabajadora se ve cada vez más absorbida por sus tareas laborales mientras que otra parte se encuentra subocupada o directamente no encuentra empleo. Es necesarioterminar con la tercerización de empleos y reducir la extensión de la jornada laboral, generando así no solo una mejor distribución del trabajo sino también un mejor reparto de los beneficios del progreso tecnológico, los cuales hasta el momento han sido absorbidos casi exclusivamente por los empresarios.

Por otro lado es necesario reinvidicar que el ingreso básico universal de ningún modo se opone a la economía social y popular que lleva adelantes las organizaciones de nuestro pueblo. Por el contrario, es una herramienta más para fortalecer este estratégico sector que nuestro pueblo ha sabido construir frente a la expulsión que ha sufrido por parte del sistema capitalista. En la economía popular y social de nuestra América Latina palpita con plenitud los criterios que queremos impulsar del Buen Vivir, de la armonía de los intercambios, de la solidaridad y del cuidado con los otros, del asociativismo y del cooperativismo, que en su rica tradición, nos señala el camino de otro modo de organizar la producción que necesita nuestro pueblo

ATENDER EL CAMBIO CLIMÁTICO PARA CUIDAR LA CASA COMÚN

El capitalismo depredador está poniendo en jaque al planeta y sus habitantes, generando una crisis humanitaria sin precedentes. La crisis climática y la posibilidad cierta de un desastre ecológico, han puesto en riesgo la seguridad alimentaria, el acceso al agua potable, la calidad del aire, la biodiversidad y el sostenimiento de los ecosistemas, la salud y el bienestar humano. El modelo económico no solo deteriora las condiciones socioeconómicas generando una creciente desigualdad en el reparto de recursos económicos, también degrada el medio ambiente, generando contaminación y depredación de la naturaleza.

Los patrones de consumo y los modos de producciónque han venido desplegando los países centrales desde hace más de un siglo,están llevando al planeta a un punto sin retorno afectando a millones de personas en la actualidad (un tercio de la humanidad vive en condiciones infrahumanas), y no solo a generaciones futuras como suele proclamarse.La crisis, en todos sus aspectos, recae sobre los mismos sectores sociales: los más postergados también son los que ven afectada su calidad de vida, en mayor medida expuestos a la contaminación en tanto habitan los lugares con condiciones más desfavorables para la vida humana y desarrollo humano.

Estamos hoy ante la necesidad imperiosa de producir una trasformación sustantiva e inmediata. Las fuerzas del mercado que crearon esta crisis fomentan el individualismo y priorizan los beneficios empresarios y la libertad total del mercado por sobre la preservación de la naturaleza. Se requiere de un fuerte control sobre estas fuerzas y para ello acciones colectivas a escala global.

América Latina debe dejar de ser vista como “reservorio de recursos naturales” para las potencias capitalistas. Es necesario que la explotación de los recursos naturales no ponga en riesgo el medio ambiente y que esté en función de las necesidades de nuestras comunidades y no de las grandes corporaciones transnacionales. Para ello, alentamos una Transición Justa. Necesitamos recuperar las rentas generadas por la explotación de los mismos para financiar la transición energética y productiva, permitiendo la reindustrialización de nuestras economías bajo una lógica ambientalmente sustentable.

NO A LA DEUDA IMPAGABLE. QUITÉMONOS A LOS ORGANISMOS INTERNACIONALES DE ENCIMA

Las deudas públicas externas de nuestros países se han convertido en mecanismos de dominación y explotación que impiden cualquierdesarrollo autónomo. El endeudamiento que han llevado adelante los gobiernos neoliberales de la región con la venia de los organismos multilaterales de crédito como el FMI,no sólo implica un drenaje constante de la riqueza generada por nuestros pueblos, sino que les impide ejercer la soberanía económica. Las condicionalidades de los organismos de crédito dan el marco para las políticas de ajuste que avanzan sobre conquistas históricas de nuestros pueblos y que nos sumen en la pobreza y el subdesarrollo.

Deben eliminarse las sobretasas y las condicionalidades que tanto perjuicio le causan a nuestras economías. Es necesaria una verdadera reestructuración de nuestras deudas impagables que incluya fuertes quitas, más aún cuando las mismas han sido contraídas a espaldas de los pueblos y no han tenido como objetivo mejorar nuestras economías sino reforzar la dominación imperialista.

POR UNA PARTICIPACIÓN DIRECTA DE LOS PUEBLOS EN LA DEFINICIÓN Y EL CONTROL DE LAS POLITICAS PÚBLICAS

Los Pueblos y sus organizaciones no pueden estar excluidos de los espacios institucionales, en los cuales se toman decisiones que afectan la vida de millones de personas. Los gobiernos deben estar abiertos y dar respuestas a los problemas que afectan a nuestras sociedades. La participación de las fuerzas del trabajo es imprescindible para la elaboración de una estrategia de desarrollo económico y humano que promueva el trabajo decente, la inclusión y una mayor igualdad social.

A continuación se presentan algunos elementos que debería formar parte de una agenda de este tipo:

  • No al pago de la deuda externa ilegítima
  • promoción de empleo genuino y con derechos
  • fortalecimiento de los sistemas de seguridad social universales e integrales
  • Perspectiva de Género en todas las politicas públicas
  • acceso universal y gratuito a la salud
  • acceso universal y gratuito a una educación de calidad
  • acceso a la tierra y la vivienda
  • implementación de un ingreso universal que garantice que ningún ciudadano esté por debajo de la línea de la pobreza
  • eliminación de la tercerización y reducción de la jornada laboral
  • mayor regulación y control sobre la explotación de nuestros recursos naturales

Estas son algunas pocas de las muchas ideas, pensamientos, posicionamientos y deseos que en el debate fraterno que hemos tenido en la Comisión de Economía, queremos poner a a consideración de la Asamblea Constituyentes Originarias para gestar en el RUNASUR una América Plurinacional de los pueblos para los pueblos.

El IEF (Instituto de Estuidos y Formación) participó en Runasur Buenos Aires y presentó las novedades editoriales: Ingreso Básico Universal o Empleo Garantizado y Umbrales.

La Declaración de Buenos Aires de RUNASUR

Las reiteradas vulneraciones al legítimo ejercicio del derecho a la libertad sindical y la negociación colectiva se expresan en persecuciones, asesinatos, secuestros, campañas de desprestigio y formas de discriminación social que erosionan la democracia efectiva y participativa.

El desarrollo humano integral y de vida, como concepto y programa de los pueblos, debe fundarse en los principios de la justicia social, económica y ambiental, así como lucha por la igualdad, equidad de género, la no discriminación y la defensa de los derechos humanos, sin dejar a nadie atrás.

La participación real del pueblo, debe expresarse en espacios institucionales de diálogo social, que incluyan las demandas plurales de todos quienes habitan nuestra casa común, nuestra Madre Tierra.

La asamblea constitutiva de RUNASUR celebra con espíritu latinoamericano solidario, la gran victoria de los pueblos colombiano y brasileño que permitieron elegir a Gustavo Petro y Luiz Ináncio Lula Da Silva cómo lideres que confirmaron la consolidación de la democracia y la conciencia de los pueblos de nuestra América.

Felicitamos a los movimientos sociales, estudiantiles y pueblos indígenas originarios de Chile, por haber empezado la transformación para trabajar una nueva constitución que en un futuro será la base fundamental del proceso de cambio.

Rechazamos la persecución política y criminalización a las lideresas y lideres originarios, campesinas y campesinos en el Ecuador y a los pueblos mapuches en Chile y Argentina.

Denunciamos y condenamos la aplicación de Medidas Coercitivas Unilaterales, bloqueos ilegales, económicos y financieros sobre los países hermanos de Cuba, Venezuela y Nicaragua, que constituyen hoy una forma de guerra, un genocidio de lesa humanidad que en lo concreto se traduce en sufrimiento, privaciones que coartan la vida y los derechos humanos de nuestros pueblos.

Repudiamos la ocupación ilegal de Haití, que vulnera el derecho de la soberanía y autodeterminación de los pueblos.

Lamamos la atención sobre la persecución y la detención a la que ha sido sometido el diplomático venezolano Alex Saab que fue secuestrado y aún es rehén desde hace 2 años y medio en Estados Unidos. LIBERTAD PARA ALEX SAAB!

Rechazamos los afanes desestabilizadores a la democracia y al gobierno de Bolivia por parte de un sector antidemocrático, racista y golpista que se encuentra desesperado financiando la desestabilización del país y promover el saqueo de los recursos naturales, o que se expresa en su línea discursiva confrontacional y de provocación cuyo único afán es enlutar a las familias bolivianas, tal como lo hicieron en innumerables masacres, como en el golpe de Estado del 2019.

Reafirmamos la Soberanía Argentina sobre las Islas Malvinas. Condenamos la Ocupación ilegal del Lago Escondido y de todo el territorio de la región que esté en manos de usurpadores extranjeros como Joe Lewis.

Exigimos la expulsión de Bases militares de Estados Unidos y la OTAN y de cualquier otra potencia mundial de América Latina. Reafirmamos a nuestra región como «territorio de paz» entre los pueblos.

Reconocemos el derecho de los pueblos a su autodeterminación. Cese de la invasión del sionismo israelí en territorio palestino.

Repudiamos el saqueo de nuestros bienes comunes naturales.

Condenamos la guerra judicial y la persecución estatal y mediática en todo Abya Yala a nuestros líderes políticos populares como Luis Inacio Lula Da Silva, Evo Morales, Cristina Fernández de Kirchner, Rafael Correa, Milagro Sala y otros.

Denunciamos las prácticas violentas de los sectores Bolsonaristas que no aceptan la voluntad del pueblo poniendo en peligro la democracia en Brasil.

Denunciamos que nuestras democracias están en continuo asedio, por la predica de los medios de comunicación concentrados y hegemónicos que lesionan todo aquello que no se subordina a sus intereses.

Condenamos y denunciamos ante la comunidad internacional la criminalización y la violencia estatal contra activistas y militantes sociales, sindicales y representantes de pueblos originarios que aumenta peligrosamente en nuestra región. Estas razones hacen más necesaria nuestra visión y acción de unidad frente a la adversidad.

Reconocemos el derecho de los pueblos a resistir y a organizarse democráticamente para lograr transformaciones profundas que permitan la consolidación de una América Plurinacional y del Abya Yala.

Afirmamos que ante cualquier intento de vulneración de nuestras democracias populares o de nuestra soberanía, responderemos unidos porque todos somos Abya Yala.

RUNASUR 2022 | VER/DESCARGAR DOCUMENTOS

⇒ MANIFIESTO RUNA SUR

⇒ DECLARACIÓN DE BUENOS AIRES DE RUNASUR INTEGRACIÓN DE LOS PUEBLOS PARA LOS PUEBLOS